sábado, 18 de octubre de 2014

Excelencias de Planeta en Getafe Negro

Haciendo los honores de anfitrión, Lorenzo Silva, Premio Planeta 2012. Junto a él, Ramón Pernas, Premio Azorín 2014. Ambos autores, veteranos mimados por la editorial Planeta, se reunieron ayer en una esperada conversación de Getafe Negro.  

“Mis historias tienen siempre arranques amargos que no parecen invitar a mantener alta la moral del lector pero la manera de narrarlas sí aporta motivos para la esperanza en estos tiempos en los que nos hemos dejado llevar por la decepción e incluso la postración”, explicó ayer Silva en la capilla del Hospitalillo de San José de la localidad, al comienzo de la presentación de Los cuerpos extraños (Destino) de la serie Bevilacqua y Chamorro. Se refirió con ello a su reivindicación de todos esos españoles que, dentro del sistema, como su pareja de guardias civiles, “afrontan su jornada diaria echando valor, imaginación y coraje, con el desempeño de una labor que hace bajar la mirada a los desleales, haciendo que las fechorías no queden impunes en la sociedad”. Porque sus personajes son, ante todo, trabajadores. “No son intelectuales superdotados ni brillantísimos como Sherlock Holmes, tampoco son espectaculares, en ocho novelas han sacado la pistola dos veces y sólo una han disparado”, apostilló el escritor. 

De la obra del invitado, quiso destacar “la poesía”. Tomó el testigo Ramón Pernas quien, “cercano a la tesis optimista de la lectura” durante todo el acto, e incluso manejando alentadoras cifras de ventas y lectores en España, ensalzó los libros como “la puerta hacia la magia, la fantasía, los sueños y la libertad”, imprescindibles en la medida en que estamos tan necesitados de “gozo ilustrado”. Recomendó la lectura de Hotel Paradiso (Planeta) a “todos quienes creen en los valores de la vida, que el circo no puede morir, que la mala conciencia se cura con la ternura y que la vejez es más que un estado de ánimo”, consiguiendo el aplauso espontáneo del público, que, en el turno de preguntas, manifestó sus inquietudes por la estimulación lectora en los más jóvenes y, una vez más, el juicio comparativo entre la novela negra española y la escandinava. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario